Administración de Cuentas por Cobrar: Qué son y sus características

Administración de Cuentas por Cobrar: Qué son y sus características

La administración de cuentas por cobrar es la gestión de la deuda a crédito que un cliente contrae con su proveedor por la adquisición de un bien o servicio. La deuda puede ser a corto o a largo plazo.

Las cuentas por cobrar representan venta o prestación de algún bien o servicio que se recuperará en dinero en sumas parciales. Cuando un proveedor vende un bien o un servicio y emite una factura al cliente, este contrae una deuda con el primero. Cuando la deuda no se salda al momento, dicha deuda y el derecho a cobrarla forma parte de lo que en contabilidad se conoce como cuentas por cobrar.

Puede originarse de diferentes maneras, pero en todas las empresas o entidades económicas crea un derecho en el que le exige al tercero el pago de la misma. En caso contrario la empresa tiene derecho a recuperar lo vendido a crédito.

Características de las cuentas por cobrar

Estas cuentas actúan como una suerte de crédito o préstamo a un cliente. Los diferentes elementos y características de las cuentas por cobrar vienen definidos en la factura:

  • Fecha de vencimiento o plazo de cobro
  • Importe de la cuenta
  • Método de Pago
  • Datos del cliente

Tipos de cuentas por cobrar

Las cuentas por cobrar deben ser parte de la contabilidad de un negocio desde un punto de vista comercial y contable. En estas, el plazo de cobro es un importante elemento ya que define el tipo de cuenta por cobrar. Así, las cuentas se pueden clasificar en dos tipos:

  • Corto plazo: Son aquellas que requieren de disponibilidad inmediata dentro de un plazo inferior a un año. Este tipo de cuentas se deben presentar en el balance financiero como activo corriente.
  • Largo Plazo: Su disponibilidad es superior a un año. Este tipo de cuentas se deben presentar como activo fijo.

Clasificación

Dichas cuentas están calificadas en los estados financieros de acuerdo con su origen en:

  • Comerciales: aquellas producto de los ingresos por los bienes y servicios correspondientes a las operaciones principales del negocio.
  • Afiliadas: producto de las transacciones hechas con familiares y empresas relacionadas.
  • A empleados: proveniente de los préstamos, anticipos u otras entregas dadas a los trabajadores y que serán devueltas por ellos en un tiempo determinado.
  • Otras cuentas por cobrar: aquellas que salen de las operaciones regulares de la empresa.

¿Puedo adelantar el recibimiento de cuentas por cobrar?

El financiamiento de las cuentas por cobrar (factoraje) es una opción para que una empresa pueda tener acceso rápido y seguro al financiamiento a través de la venta de sus cuentas por cobrar solventes.

¿Quieres simular cómo podrías adelantar tus facturas y obtener ingresos? Aquí puedes acceder a tasas de referencia y te diseñamos un plan ajustado a tus necesidades.

El factoraje es la venta de las cuentas por cobrar (facturas) haciendo un descuento por servicio sobre el valor del documento, a cambio de efectivo inmediato.

Esta opción de financiamiento no es un préstamo ya que no hay pago de deuda de su parte. Es decir, no compromete el estado de cuenta ni tiene contratos con términos a largo plazo. Independientemente del sector de negocio, el factoraje es una solución en el competitivo ambiente de los negocios en la actualidad.

Revisa aquí las diferencias entre factoraje, préstamo bancario y crédito a empresas